LO COTIDIANO COMO INSPIRACIÓN O CÓMO CREAMOS UN PERSONAJE EN 3D TRAS COMERNOS UN ALGODÓN DE AZÚCAR

En este post queremos hacer una breve reflexión sobre cómo lo cotidiano nos inspira y sobre cómo, en muchas ocasiones, esa inspiración ha de convertirse en algo tangible, aunque luego se deje en un cajón para siempre.

Imagino que todos aquellos que se consideran artistas o creadores, como los escritores, los pintores, los dibujantes de cómics, los directores de cine o los modeladores, por ejemplo, entenderán bien por dónde voy, aunque bien es cierto que todos, en algún momento de nuestra vida, cuando niños o mayores, hemos dado rienda suelta a un impulso creativo.

Pues bien, en este post os queremos hablar de un personaje que hemos creado tras una salida en familia a la feria y comprar algodones de azúcar. Empezamos a hablar sobre el color rosado de los algodones de azúcar, sobre cómo les gustan a los niños y sobre la textura tan especial que tienen: suaves, blanditos, ligeros…

A partir de ahí se instala en nuestras cabezas la idea de crear un personaje de animación en 3D inspirado en eso: en un algodón de azúcar. Y nos ponemos manos a la obra. A los pocos días nace “COTONET-PROV”. Lo llamamos así porque no tiene nombre todavía (de ahí lo de prov…provisional) y quizás nunca lo tendrá.

De momento “COTONET-PROV” ha cobrado vida en nuestro estudio. Nace aquí, aunque sabemos que los algodones de azúcar han inspirado a muchos otros en la creación de personajes. Lo/la queremos (porque tampoco tiene sexo) y nos gusta, aunque de momento sólo sea una maqueta. Algún día cuando el trabajo nos lo permita y tengamos unos días libres para pensar en él/ella tranquilamente, veremos si le damos una vida virtual. Nos encantaría que viviese en un mundo parecido al suyo: rosado, ligero, suave, blandito…y que estuviera acompañado/a de amigos como él/ella: dulces, divertidos, llenos de imaginación e ideas fantásticas.

Pero acabamos igual que hemos empezado: algunas veces la inspiración se convierte en algo tangible y luego se queda en un cajón para siempre.

En fin, gracias a todos por pasar de nuevo por nuestro blog.